La comunicación sin cables está transformando nuestro mundo y una muestra de eso es el aumento exponencial durante los últimos años de la cantidad y densidad de antenas